Entrevista a David Méndez


Todo lo que necesitas saber sobre el curso de Monitor de Tiempo Libre

Esta semana la entrevista va dirigida a David Méndez, vicedecano de Ordenación Académica y Estudiantes de la Facultad Padre Ossó, y director de la Escuela de Monitor y Director de Ocio y Tiempo Libre, creada en la Facultad, hace 15 años.


¿Cómo surge la idea de crear el curso de Monitor y Director de Tiempo Libre?

La Escuela de Tiempo Libre surge por una necesidad de intentar complementar una formación homologada, en la época de las diplomaturas de Magisterio, tanto el de Educación Infantil como el de Educación Primaria.

Vimos que había un campo de trabajo en el tema del ocio y del tiempo libre, donde los diplomados, los futuros maestros, podrían encajar. Eran perfiles de trabajos similares a los que se podían encontrar en los colegios, y era una necesidad que la sociedad demandaba: personas que pudieran trabajar con niños.


¿Qué perfil de alumnos se involucran en este curso?

Inicialmente teníamos un perfil predominante, que eran alumnos la propia Facultad Padre Ossó, de entre los que un 90 - 95 % eran alumnos de Infantil y de Primaria. Sin embargo, en los últimos años tenemos a gente de fuera de la Facultad: alumnos Pedagogía, gente que está trabajando en ludotecas, en centros de aventura, en campamentos… pero que no tenían la titulación oficial.

Hoy en día, la normativa exige que se contrate a trabajadores titulados, y muchas personas se han apuntado para poder tener el certificado reglado. Aun así, la mayor parte de alumnos del curso, diría que un 70 %, siguen siendo de la Facultad, donde también comienzan a apuntarse la gente de Educación Social, que conforman un porcentaje muy importante.


Y, ¿se ha valorado la opción de abrir estos cursos a gente de fuera de la Facultad?

Sí, inicialmente cuando pusimos la Escuela en marcha la idea era que fuera exclusivamente para alumnos propios. Sin embargo, fuimos viendo que la demanda de gente de fuera, cada vez era mayor. Ahora mismo, somos la Escuela de Tiempo Libre en Asturias que más alumnos tiene.

Esto es algo que venimos percibiendo en los últimos 5 años. Actualmente tenemos un 30 % de alumnos externos a la Facultad. Y alumnos con perfiles muy diversos: te puedes encontrar con chicos de 17, 18 y 19 años, pero también hay gente de 25, 35, 40 años, que busca en el ocio y el tiempo libre una salida laboral.


curso de Monitor de Tiempo Libre en Oviedo

¿Qué requisitos se necesitan para poder hacer el curso?

Para poder empezar el curso de monitor de tiempo libre tienes que:
  • Tener 17 años cumplidos. ¿Por qué? Porque tienen que hacer la formación reglada homologada, que son 150 horas lectivas presenciales. Y después tienen que hacer 80 horas de prácticas en centros que trabajen con tiempo libre infantil y juvenil. Con lo cual cuando vayan a hacer las prácticas tienen que ser ya mayores de edad, para poder trabajar con críos.
  • Además, los que quieran matricularse al curso, tanto de monitor como de director de tiempo libre, deben presentar un certificado en el que se demuestre estar exento de delitos sexuales y penales.
  • En el caso en que estén interesados en realizar el curso de Director de Tiempo Libre, tienen también que presentar: o bien el certificado de Monitor de Tiempo Libre, que haya hecho y finalizado el curso, o bien poder acreditar, mediante una vida laboral, un año de experiencia en el campo del ocio y tiempo libre.

Cuando alguien se inscribe en el curso, ¿qué es lo que realmente se va a encontrar? ¿En qué consiste realmente el curso?

La idea fundamental es conseguir que los alumnos tengan recursos de sobra para poder trabajar con niños. Tienen que tener una base humanística, una base psicológica, una base pedagógica…pero, sobre todo, intentamos que tengan muchísimos recursos, de cualquier actividad que puedan hacer ellos. Para un campamento urbano que organice un ayuntamiento, o un centro social que tenga actividades para los críos, o incluso en otros campos de trabajo como pueden ser centros sociales orientados a la gerontología, ludotecas, etc. Que ellos tengan a mano actividades del tipo de danzas, de canciones infantiles, de talleres de manualidades, de grandes juegos, de veladas nocturnas… lo que buscamos, sobre todo, es que el día de mañana puedan dar un servicio de calidad.


¿Qué valores promueve este curso?

Intentamos promover, tanto de la Escuela de Tiempo Libre como en la Facultad, el valor del respeto. Van a trabajar con gente: con niños jóvenes, con adolescentes, o incluso mayores. La Ley de Juventud abarca hasta los 30 años, con lo cual que sean capaces de trabajar desde el punto de vista del respeto, de la colaboración, de la educación… es algo básico para poder trabajar en este sector.


¿Cuáles son las actividades que desempeñáis en el curso? ¿Cuáles son esos talleres y juegos que hacéis?

El curso está orientado, fundamentalmente, a lo que es un campamento de 10 días. En un campamento, que puedas hacer de 10 días, los días son muy largos: vas a levantar a los críos a las 8:15 - 8:30 de la mañana, y no se van a la cama hasta las 11 de la noche, con lo cual, tienes muchísimas horas que llenar. Entonces nos organizamos para tener recursos de cara a:

  • Hay que hacer una danza antes de entrar desayunar, pues los alumnos deben tener un abanico de 10 o 12 danzas, que puedan utilizar para cada día.
  • A continuación vendría el desayuno
  • Y más tarde tendrían que ir a limpiar la habitación. Así que también tendrán que tener nociones de orden, de higiene, de higiene personal de los pequeños, qué tenemos que valorar en los niños, qué tipo de cosas son menos valorables
  • A partir de ahí, se organizarían los talleres de ocio que pueden abarcar desde pintar camisetas, a hacer máscaras, globoflexia, crear slime, hacer marcapáginas, talleres de ecología, talleres para hacer un libro de hojas...
  • Después, llegará la hora de comer. Pues los chicos tendrán que saber cómo tiene que comportarse un monitor, qué hábitos alimenticios tiene que promover entre de los críos que tenga a su cargo, etc.
  • Otros de los recursos que tendrán que tener muy presentes, es para el día a día, donde tienen que saber hacer actividades muy diversas: desde crear un taller de teatro, a saber de primeros auxilios y aprender cómo hacer una maniobra para casos de atragantamiento, o cómo curar una herida…
  • Algunos días del campamento requieren también de actividades especiales, por lo que los chicos tendrán que saber cómo organizar una gincana, rastreos, grandes juegos, carreras de orientación…
  • Y por último, y no menos importante, hay que tener en cuenta que un campamento también tiene sus 9 noches, hay que hacer actividades de temáticas distintas.

En definitiva, ellos tienen que ser capaces de tener recursos para programar (aunque esto sea más una tarea del director) y llevar a cabo cualquier tipo de actividad, que puede ser desde una obra de teatro, a una velada de carnaval, a una velada de cine forum. No solo tienen que ser capaces de saber qué actividades pueden hacer, sino también de saber cómo llevarlas a cabo. Y teniendo en cuenta que el margen de edad al que pueden ir destinadas puede iniciarse en los 4 años y llegar hasta los 30, el abanico de posibilidades que deben tener tiene que ser muy diverso.

"La temática de las actividades es perfectamente extrapolable a cualquier tipo de edad. […] Antes solo lo demandaban los niños y la juventud, sin embargo cada vez es más frecuente que a nivel de selección de personal se hagan mucha actividades de team building, de trabajo operativo, de grandes juegos… y con esto, los alumnos que estamos formando están perfectamente capacitados para trabajar con cualquier rango de edad".


Además de este tipo de formación en recursos, ¿Qué otro tipo de formación ofrecéis al hacer el curso?

En el plan de estudios de monitor, además de toda la temática obligatoria que tenemos que cumplir todas las escuelas de tiempo libre del Principado de Asturias, contamos con dos cursos:

  • En el curso de monitor de tiempo libre hacemos una formación reglada, de tal forma que todos el alumnado salgan con el carné de manipulador de alimentos, porque hay campamentos donde no se contrata un albergue que te hagan la comida, sino que pueden ser los propios monitores los que gestionan absolutamente todo, y eso implica tener que hacer el desayuno, la comida y la cena.
  • Dentro del curso de director de tiempo libre, lo que buscamos es que obtengan el título de primeros auxilios, porque es obligatorio tener un monitor con esta formación siempre y cuando tengas a tu cargo un grupo de más de 25 niños.


curso de Monitor de Tiempo Libre en Asturias

Hablando de las actividades, ¿se hace algún acto más especial?

Sí, hacemos una salida anual que se realiza, habitualmente, el último fin de semana de abril en la zona de Llanes. Consiste en un minicampamento de 3 días. Tras hacer el examen del curso en la Facultad emprendemos las actividades que comienzan con una ruta desde la playa de San Antolín hasta Celorio, son unos 10 o 12 km. Lo que vamos haciendo es que cada vez que pasamos por una playa hacemos un juego por equipos. En cuanto llegamos al albergue, nos duchamos y cenamos, y hacemos una velada normal de campamento.

Al día siguiente nos levantamos a las 8 de la mañana, hacemos unos juegos, desayunamos, hacemos orden de habitaciones, talleres, un gran juego, la comida, hacemos un taller de teatro, bajamos a la playa hacer juegos, merendamos, hacemos una carrera de orientación, una velada nocturna y para finalizar, al día siguiente, vamos a la zona del Buelna, donde hacemos una actividad en la cueva de Cobijero: los alumnos, con la ayuda de un mapa tienen que ir buscando diferentes pruebas dentro de la cueva.


¿Este curso trabaja para poder atender a gente con discapacidad?

En el curso se trabajan todos los valores de la inclusión. Hay que pensar que en un campamento te puedes encontrar con críos que tengan algún tipo de discapacidad más o menos importante. Con lo cual, todo monitor tiene que tener una formación muy básica y elemental para poder desarrollar una labor con personas que tengan cualquier tipo de discapacidad, bien sea sensorial, bien sea motriz, o bien sea cognitiva.

Se pueden hacer todo tipo de actividades con ellos. Ahora bien, tienes que conocer cuáles son las peculiaridades, las características de estos niños para poder intervenir con ellos. Es lo que intentamos transmitir y enseñar en uno de los temas: “La Educación en la Discapacidad”.


Se supone que un monitor de tiempo libre, también puede trabajar con personas de la tercera edad

El título de monitor, tal y como lo tiene planteado el Principado de Asturias, es tiempo libre “Infantil y Juvenil”. Ahora bien, la temática de las actividades es perfectamente extrapolable a cualquier tipo de edad. Al final cuando tú organizas una carrera de orientación, unos grandes juegos, o una gincanaantes solo lo demandaban los niños y la juventud. Sin embargo, cada vez es más frecuente que a nivel de selección de personal se hagan mucha actividades de team building, de trabajo operativo, de grandes juegos… y con esto, los alumnos que estamos formando están perfectamente capacitados para trabajar con cualquier rango de edad.

Simplemente que hay que conocer las características del colectivo con el que vas a trabajar. Si vamos a tratar con ancianos, hay que conocer un poco lo que es el campo de la gerontología, para ver qué características tienen, qué posibilidades, y así aplicar y adaptar todo el conjunto de actividades y de talleres a este mundo.


¿Qué salidas profesionales puede brindarte tener este curso?

Hoy día, tener el curso de monitor de tiempo libre en Asturias significa “paro cero” . Todo el mundo que quiere trabajar con este curso, trabaja. Hay que pensar que la sociedad en los últimos 10 años ha cambiado muchísimo, y para conciliar la vida familiar y laboral muchas veces tenemos que buscar actividades de ocio y tiempo libre para los críos. Con lo cual ha habido en los últimos años un crecimiento exponencial, de este tipo de actividades, enorme. Pueden desempeñar sus funciones en las clases extraescolares en colegios, en ludotecas, o en campamentos infantiles durante los periodos de vacaciones escolares. Además, el título oficial es homologable a toda España, por lo que el trabajo lo pueden encontrar en cualquier región que se propongan.


¿Cuándo te puedes apuntar al curso de Monitor de Tiempo Libre en Asturias?

El curso suele comenzar la primera semana de octubre. Dejamos las tres primeras semanas de septiembre de margen para que los alumnos de la Facultad Padre Ossó tengan toda la información y les dé tiempo a inscribirse. El curso en sí, solemos empezarlo sobre el 10 o 11 de octubre, y dura hasta la última semana de abril. Después hay una semana de recuperación para aquellos alumnos que tengan algún tipo de falta de asistencia.

Así que el curso acabaría a finales de mayo, y luego tienen un periodo de un año entero para empezar las prácticas. Que pueden autogestionarse si conocen a alguien. Hay gente que lleva años trabajando en el campamento de la parroquia y son ellos mismos lo que se administran sus prácticas. Por otro lado, a la Facultad están llegando ofertas de monitores en prácticas continuamente y a lo largo del año se las derivamos a los alumnos. En caso de que las escojan, firmamos un convenio de colaboración con las empresas y, a partir de ahí, hacen las prácticas en ellas.


¿Hay límite de plazas?

No tenemos plazas limitadas. Nosotros intentamos trabajar con grupos de máximo 35 o 40 personas, para poder dar en las actividades prácticas una formación lo más individualizada posible.

"Hoy día, tener el curso de monitor de tiempo libre en Asturias significa “paro cero”. Todo el mundo que quiere trabajar con este curso, trabaja. […] Para conciliar la vida familiar y laboral muchas veces tenemos que buscar actividades de ocio y tiempo libre para los críos."


curso de Monitor de Tiempo Libre

¿Cuándo te puedes apuntar al curso de Monitor de Tiempo Libre en Asturias?

El curso suele comenzar la primera semana de octubre. Dejamos las tres primeras semanas de septiembre de margen para que los alumnos de la Facultad Padre Ossó tengan toda la información y les dé tiempo a inscribirse. El curso en sí, solemos empezarlo sobre el 10 o 11 de octubre, y dura hasta la última semana de abril. Después hay una semana de recuperación para aquellos alumnos que tengan algún tipo de falta de asistencia.

Así que el curso acabaría a finales de mayo, y luego tienen un periodo de un año entero para empezar las prácticas. Que pueden autogestionarse si conocen a alguien. Hay gente que lleva años trabajando en el campamento de la parroquia y son ellos mismos lo que se administran sus prácticas. Por otro lado, a la Facultad están llegando ofertas de monitores en prácticas continuamente y a lo largo del año se las derivamos a los alumnos. En caso de que las escojan, firmamos un convenio de colaboración con las empresas y, a partir de ahí, hacen las prácticas en ellas.


¿Qué precio tiene?

El precio varía según el perfil de los interesados en matricularse:

  • Para los alumnos que son de la Facultad Padre Ossó, o bien exalumnos, es de 160 euros.
  • Para los alumnos que no pertenecen a la Facultad, el precio es de 180 euros.
  • Además, tenemos un 10 % de descuento para familias numerosa y un 15 % por la familia numerosa de régimen especial.

¿Se homologa para oposiciones este curso?

Actualmente la Consejería de Educación no lo barema dentro de los parámetros del grado para las oposiciones de maestro, tanto de infantil como de primaria.

Sin embargo, desde la Facultad Padre Ossó les emitimos un curso de Formación Permanente de 100 horas, titulado “Las actividades de ocio y tiempo libre en infantil y primaria”. De tal forma que, ya que han hecho el curso, tengan la posibilidad de meterlo dentro del baremo de oposiciones. Así que cuando el alumno acaba el curso, obtiene el título oficial de Juventud, el título de Formación Permanente, que es el que les vale para presentar en el baremo de oposiciones, y el curso de manipulador de alimentos, en el caso de monitor, y de primeros auxilios, en el caso de director.


¿Cuántas horas son el curso de Monitor de Tiempo Libre y el de Director?

El curso de monitor en Oviedo son 150 horas lectivas presenciales, de las cuales se les informa a los alumnos el primer día, que solo pueden faltar como a una sesión (que se corresponde a 5 horas). Además, tienen que hacer 80 horas en centros de prácticas una vez hayan finalizado la formación presencial.

En el caso del director son 220 horas lectivas obligatorias y 150 horas de prácticas.


¿Se ha planteado en algún momento poder hacer el curso en inglés

Estamos trabajando en la introducción de un tema lectivo para trabajar en campamentos bilingües, aunque el curso no se imparta en inglés. Porque cada vez es mayor la demanda que hay de campamentos que exigen realizar las actividades en inglés. Por lo que hay mucho vocabulario que es muy específico, así que contaremos con un tema de inglés aplicado a las actividades de ocio y tiempo libre.

De tal forma que el que quiera trabajar en campamentos bilingües, que haya aquí en Asturias, o en el resto de España, tenga la capacitación para hacerlo. Que pueda llevar a cabo el desarrollo de todas las actividades de ocio en inglés.


¿Es Asturias por su geografía y actividades, un fuerte objetivo de demanda de este curso?

Es una titulación cada vez más demandada. El gran inconveniente que teníamos en Asturias era la falta de una Ley de Juventud. Al no haber esta ley, tú podías organizar actividades de ocio y tiempo libre, con niños y jóvenes, pero sin tener ningún tipo de supervisión sobre la misma. Es decir, tú podías tener monitores sin la titulación, y nadie te podría inspeccionar o sancionar.

Aquí en Asturias es un tema que se está tratando en las Cortes, y el momento en que la tengamos aprobada, y por tanto tengamos un servicio de inspección, todo el mundo va a tener que desarrollar las actividades de forma reglada. Y en ese momento, habrá una demanda muy importante de monitores titulados.


¿Por qué habría que sacarse el título, además de por esto último?

Lo primero que hay que valorar es que nos tienen que gustar los niños. ¿Qué ventaja tenemos en la Facultad? Que el perfil del alumnado que mayoritariamente hace el curso son alumnos que se matriculan en el Grado de Maestro en Educación Infantil o Grado de Maestro en Educación Primaria. Con lo cual, ya se presupone que tienen una vocación importante por los niños.

Después tiene que ser gente que tenga ganas trabajar, que tenga ganas de trabajar con niños y ganas de pasárselo bien. Es un trabajo muy agradable, pero también es un trabajo duro, porque la vida en un campamento no deja de ser muchas horas trabajando con críos, y acabas muy cansado. Pero es muy gratificante. Si te gustan los niños y la educación es una forma de complementar tu formación universitaria ideal. Además de que es otra vía de incorporación al mundo laboral, con la que ya hay gente ganándose la vida.