Mi experiencia de movilidad internacional Colombia-España

Mi experiencia de movilidad internacional Colombia-España

COLABORACIÓN DEL EQUIPO DE REDACCIÓN

Desde que inicié mis estudios como maestra en Educación Infantil tuve claro que trabajaría diariamente para cumplir uno de mis grandes sueños: realizar una movilidad internacional a un país que me aportara calidad educativa a mi formación profesional.

Elegí España por ser un país que trabaja e investiga constantemente en materia de educación y que, en consecuencia, brinda la importancia que corresponde tanto a la etapa de la primera infancia como a la formación de maestros que se desenvuelven en esta. Además, durante el transcurso de mis estudios en Colombia y gracias a la labor de mis docentes, he tenido contacto con referentes teóricos e investigadores de nacionalidad española, especialmente en el área de atención a la diversidad.

Al conocer las opciones de universidades en España con convenio con la UNAB, mi universidad en Colombia, y analizar los diferentes planes de estudio, las ciudades donde se encontraban ubicadas, las asignaturas en común y el factor diferenciador de cada una de ellas, no encontré una opción que cumpliera mejor con la formación profesional en magisterio a la que yo aspiraba que la Facultad Padre Ossó. Consideré de gran interés el departamento de Pastoral con el que esta contaba puesto que en carreras profesionales como la de maestro o maestra, el servicio al prójimo es el eje y principio de todo nuestro ser y actuar.

La acogida cuando llegué a Oviedo fue maravillosa y estoy inmensamente agradecida. Solo tengo buenas palabras para la coordinadora de Relaciones Internacionales y Movilidad, las profesoras del Grado en Maestro en Educación Infantil con las que he tenido contacto y mis compañeros y compañeras que siempre estuvieron dispuestos a ofrecerme su ayuda con una sonrisa y la mejor actitud.

Igualmente, tuve la oportunidad de formar parte del grupo de Pastoral y participar en sus eventos y reuniones, donde recibí un acompañamiento muy especial, siempre atentos a mi bienestar.

De mi experiencia en las clases de las diferentes asignaturas, destaco los valiosos conocimientos adquiridos cada día gracias a la excelente formación de los docentes. Compartían herramientas innovadoras, resolvían mis dudas respecto a las diferencias educativas entre países y proponían experiencias enriquecedoras para mi formación que me ayudaban a comprender mejor lo realmente importante: llevar el aprendizaje a la práctica profesional con los niños y las niñas.

En definitiva, regreso más que satisfecha a Colombia ya que siento que cada día superó mis expectativas y no me arrepiento ni un segundo en haber elegido España, Oviedo y la Facultad del Padre Ossó. Agradezco la compañía, la acogida, el cariño y el apoyo recibidos en esta nueva experiencia. Salir de mi país y conocer otra cultura me lleva a la conclusión de que todos compartimos más de lo que imaginamos, no somos mundos aparte. Podemos aprender mucho los unos de los otros, sin que la cultura o el pasado sean un obstáculo.


Autora: Mariana Padilla Rincón

Mariana estudia la Licenciatura en Educación Infantil en la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Colombia) y realizó una movilidad internacional a la Facultad Padre Ossó durante el primer semestre del curso 2019/2020.